Ghesa inaugura en Guayaquil una fuente cibernética con un géiser de cincuenta metros de altura

La fuente Guayas y Kil, una obra paisajística llevada a cabo por GHESA (Ingeniería y Tecnología S.A.), adorna una zona estratégica del norte de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil gracias a la última tecnología cibernética. La instalación fue inaugurada el pasado 5 de diciembre por la alcadesa de la localidad, Cynthia Viteri, y cuenta con un géiser que alcanza los 50 metros de altura y con un millón de tonalidades de color en cada surtidor.

La construcción está dotada de un autómata que permite controlar toda la actividad de la fuente a nivel hidráulico, la iluminación e incluso la velocidad del viento. De esta forma, en función de esa velocidad, los surtidores de altura pueden ir descendiendo. También se puede regular el horario de puesta en marcha de la instalación para que la fuente se active en diferentes momentos del día. Además, cuenta con tecnología LED que permite reducir el consumo eléctrico y que entren en funcionamiento hasta un millón de tonalidades de color en cada uno de los surtidores.

La estructura está formada por dos piletas, una sobre otra, que dotan a la fuente de una mayor altura y consiguen que la instalación pueda verse desde lugares más lejanos.

Guayas y Kil posee 24 surtidores de agua en el estanque superior, 12 surtidores parabólicos en la cúpula dinámica y un anillo con 12 borbotones de agua. También cuenta con 12 grandes cascadas de agua en el estanque superior que vierten sobre el estanque inferior. Desde el centro de la infraestructura surge un geiser que llega a los 50 metros de altura, el pico más alto. La construcción de esta fuente supone un nuevo desarrollo en la materia que se podrá aplicar a obras futuras con tecnologías cada vez más punteras.